Cada vez más productores y distribuidores están entendiendo que aplicar buenas practicas en el manejo de inventarios es primordial para sobrevivir en estos tiempos difíciles. Un empresario que encuentre múltiples problemas, tales como, órdenes de ventas retrasadas, inventarios desfasados y altos costos por regreso de mercancía, debería ponerle atención a **las buenas practicas en el manejo de inventarios** para poder entender cómo sacar mayor provecho al implementarlas.

Un aspecto muy importante a considerar es que las buenas practicas pueden ayudar a las empresas a ser mas productivas, radican principalmente en control de existencias y control de calidad.

Control de Existencias

Mantener existencias lo mas bajo posible, puede ayudar al negocio a reducir costos de operación y pérdidas por mermas. Esto lleva a un incremento en el flujo de efectivo, el cual es muy importante para el manejo de la empresa en general. Sin embargo, el número de existencias que una empresa debe tener, depende de su tamaño y naturaleza. Por ejemplo, una empresa que entrega comida fresca, tiene diferentes necesidades de inventario comparada con una empresa que produce telas.

Mientras que ciertas entidades recomiendan que los empresarios analicen la cadena del inventario basado en criterios particulares, como temporada, patrones de ventas e historial de comportamiento, otros se enfocan en recomendar una solución comprensiva para la administración de inventarios.

Control de Calidad

Ciertamente, una de las mejores practicas para el buen manejo del inventario es el control de calidad. Los empleados podrían ser entrenados con listas de cosas por revisar y/o sistemas informáticos que les permitan seguir ciertos procedimientos cuando inspeccionan los artículos que reciben. Todos los bienes deberán ser analizados para cerciorarse que no presenten daños, incluyendo fugas, sellos rotos, etc; se debe cuidar también la discrepancia en descripciones, como por ejemplo, los colores del producto, estilos y tamaños deben ser idénticos a los descritos en las órdenes de compra. Si la calidad del producto es inferior a la acordada al momento de la compra con el proveedor, la mercancía tiene que ser regresada al mismo. Esta medida no solo evita los incrementos innecesarios en los niveles de existencia, también, previene a los empleados de ofrecer a tus clientes mercancía defectuosa. Si los productos cumplen con los estándares requeridos, los empleados deben considerar factores particulares, tales como, la iluminación, humedad, temperatura, entre otros, para evitar dañar la mercancía mientras se mantiene en los almacenes.

Hora de trabajar

En conclusión, el principal rol de las buenas prácticas en gestión de inventarios es ayudar a las empresas a optimizar los niveles de existencias -- Un aspecto sumamente critico para cada empresa tratando de adaptarse a este mundo cada vez mas dinámico. Gracias a las practicas antes mencionadas, cada vez más y más empresas alrededor del mundo logran incrementar considerablemente su eficiencia operacional, ofreciendo a sus clientes exactamente lo que necesitan y justo cuando lo necesitan.

y tú, ya las aplicas? En Cloudadmin estamos para ayudarte y queremos resolver tus dudas, pregunta por nuestros servicios de consultoría personalizada.